Anchoa del Cantábrico

Las anchoas del Cantábrico Lorea son filetes de anchoa elaboradas a mano y de forma tradicional. La elaboración de la anchoa es todo un oficio que ya lo practicaban los fenicios que lograban preservar con sal los pescados.

La Anchoa del Cantábrico ha sido pescada por nuestros barcos de bajura de forma sostenible y responsable. Los barcos capturan la anchoa y la llevan al puerto seguidamente para que nosotros podamos llevar a cabo el proceso de salazonado con la anchoa más fresca posible. La salazón se prepara en latones tradicionales dejándola en curación durante un mínimo de 20 meses para nuestra anchoa Reserva de Familia. La suavidad, limpieza y tamaño, junto a su larga curación, proporcionan una sobresaliente nota de cata a nuestra anchoa LOREA, con el sabor de la anchoa de toda la vida.